good lock

Chilenos desarrollan infalible sistema antirrobo de autos

“Aunque un delincuente tenga la llave del auto, no puede robarlo porque sólo el dueño tiene la clave para arrancar el motor: “él es la clave”. Así por aproximadamente $90 mil pesos el sueño del sistema antirrobo ya es en Chile una realidad”.

Podría ser un sueño. Pero no. En pleno proceso de patentamiento se encuentra Goodlock, un innovador sistema que impide el robo de automóviles, inventado por el chileno Alejandro Mackay, ingeniero civil industrial electrónico y  PhD. en electrónica de la Universidad de Alberta (Canadá), apoyado por IncubaUC, la incubadora de negocios de la Universidad Católica de Chile.

Goodlock se alza como un efectivo freno  al robo de autos en Chile, un delito que ha tenido un crecimiento exponencial. Tres son los socios que dieron vida a la empresa que lleva el nombre del dispositivo: Alejandro Mackay Barriga(Ingeniero Civil + PhD en electrónica), Alejandro Mackay Juhl (hijo del primero, ingeniero comercial) y Pablo Contreras (publicista).

El invento es único en el mundo, surgió luego que a Mackay padre le robaran su auto. Tras este infortunio se puso a pensar en el diseño de un sistema que fuera infalible, es decir que aunque los delincuentes tuvieran una copia de la llave del auto, no pudieran hacer arrancar el motor.

Postularon a Capital Semilla de Corfo, con la asesoría de IncubaUC, “apoyo que ha sido importante porque el financiamiento con subsidio del Estado tiene ciertos requisitos que uno tiene que aprender a organizar y en eso la incubadora ha sido muy importante. Luego de obtenido el subsidio, ellos median entre nosotros y Corfo, entonces en ese procedimiento son vitales”, afirmó Contreras.

Su lanzamiento industrial fue realizado en el Salón Internacional del Automóvil de Santiago, realizado en Octubre del año pasado, comenzando su comercialización B2B a empresas en Enero.

Al estilo “Agente Secreto”

El dispositivo es un hardware que sólo puede ser instalado en el automóvil en un taller autorizado, queda oculto al interior del auto. Al mirar el auto no se ven ni tecleras ni chips a mando distancia que son los sistemas más tradicionales para proteger del robo de autos.

El mecanismo de Goodlock bloquea el encendido del motor si quien está intentado moverlo no sabe la clave para activarlo. Y la clave sólo la conoce el dueño del auto; él personal y directamente podría activar la secuencia en el dispositivo y ni siquiera la persona que instala el dispositivo sabe la clave registrada.

Una serie de tres acciones la componen. Cada dueño de auto elige las “acciones” y la secuencia de ellas. Tiene más de 13 mil posibilidades de combinación.

“Cada uno lo puede programar, personalizar qué elementos del auto quiere y en qué secuencia u orden los quiere accionar  y si solamente realiza esas opciones y en ese orden específico, se enciende el auto.  Sino, el auto está muerto. No hay cómo moverlo. Mi clave para echar a andar mi auto puede ser: encender la radio, colocarme  cinturón y pisar pedal del freno. Esas son mis tres acciones. Y,  una vez hecha esa secuencia, en ese orden, recién el auto está listo para partir. Si yo no hago eso y en esa secuencia, mi auto no parte”.

Por lo tanto, el sistema es sumamente seguro, “es 100 % hardware por lo tanto no hay software encima, no se puede desprogramar por interferencias eléctricas del mismo automóvil, es muy robusto en ese sentido. Imposible violarlo a la distancia y el interior del sistema eléctrico es complejo, por lo que toma mucho tiempo deshabilitarlo. Por último, el aspecto disuasivo se mide en la efectividad del uso de la clave pero también en el tiempo que obligaría al ladrón estar intentando echar a andar el auto”.

Más información en www.goodlock.cl

25 de septiembre de 2013