Carro de compra
ASECH
Claro Oscuro

Noticias de Asech Fogape Reactiva: la desilusionante maniobra del gobierno

Publicado por: Asech
Publicado el: 27/04/2021

A casi un año de la entrega del Fogape, al 1 de marzo de 2021 el 34% de los créditos han llegado a Mipes, mientras que un 66% a Medianas y Grandes empresas. En un segundo intento de amortiguar la crisis económica y evitar el quiebre de miles de Pymes, el gobierno no logra su objetivo. El Fogape Reactiva termina con la ilusión de cientos de emprendedores que depositaron la confianza en él, al no poder acceder al crédito.

Por Catalina Loaiza Z.

 

“Tú ni siquiera puedes darte el gusto de deprimirte, entras en un ejercicio de encontrarle lo bueno en lo que estás haciendo (…) abres los ojos todos los días y dices gracias por este día, y nos tiene que ir bien, no hay opción, no hay una pregunta, ni cuestionamiento, porque si hoy no nos va bien, mañana no estamos”, son las palabras de Teresa Hernández, emprendedora, dueña de una peluquería canina y una cafetería, socia y Consejera Nacional de Asech, quién al igual que miles de emprendedores, no pudo optar al segundo crédito Fogape, el “Fogape Reactiva”, ya que no cumplía con los requisitos.

 

El 2020 nace como respuesta a la crisis sanitaria y económica que comenzó producto de la llegada del Coronavirus al país, un plan económico que incluyó la implementación del Fondo de Garantía para Pequeños Empresarios (FOGAPE), un fondo estatal destinado a garantizar un determinado porcentaje del capital de los créditos, operaciones de leasing y otros mecanismos de financiamiento que las instituciones financieras, tanto públicas como privadas, otorguen a Micro y Pequeños Empresarios. La idea central del proyecto era que el Estado intervenga y ayude a los emprendedores, mediante una inyección de US$3 mil millones de dólares para crear líneas de crédito con garantía estatal administrada por los bancos.

 

El proyecto que buscaba garantizar montos de hasta US$ 24.000 millones, lo que equivale a casi el 10% del Producto Interno Bruto (PIB), se puso en marcha el 29 de abril de 2020, y tenía ciertos requisitos para quienes querían acceder a él, como, por ejemplo, no encontrarse en situación de mora en el sistema bancario durante ciertos periodos.

 

“Lo que se presentó como una ayuda para las pequeñas y medianas empresas, terminó siendo un beneficio para todos, menos para las Pymes. El monto entregado a 8.625 grandes empresas I y II, corresponde a 135.251.128 UF, mientras que el monto entregado a pequeñas empresas es de tan solo 104.318.941. En una división simple podemos ver que el monto entregado por pequeñas empresas corresponde a un promedio de 380,11 UF, mientras que para grandes empresas el monto promedio en UF corresponde a 15.681,2 UF, existiendo una diferencia de 42 veces en los montos prestados entre una y otra, a modo de ejemplo, por cada millón prestado a pequeñas empresas se prestaron 42 millones a una gran empresa”, explica Marcos Rivas, presidente de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech).

 

Angélica Lobos es emprendedora y desde el 2018 tiene una tienda de cosmética gourmet ancestral llamada “Égidas”. Producto de la crisis económica, Angélica actualmente se encuentra trabajando en una empresa, y no sabe si podrá volver a dedicarse a su emprendimiento, ya que ve el futuro muy incierto.

 

“Yo creo que Égidas, si las cosas siguen, así como están, no puede subsistir. Yo no califico para ningún bono (…) Si la situación sigue así como está, de aquí a junio o julio, Égidas va a tener que ir a dormir”, dice Angélica, quién también agrega, “Siento que todas las políticas están hechas para empresas grandes que llevan años, que pueden demostrar facturación, no para gente que está con problema y lamentablemente en este minuto en Chile la gran fuerza laboral tiene que ver con el emprendimiento de baja facturación, ósea con estos negocios pequeños que venden, algunos ni factura, para poder subsistir y poder pagar sus gastos fijos”.

 

Al 1 de marzo de 2021, el 34% de los créditos Fogape han llegado a Mipes, mientras que un 66% a Medianas y Grandes empresas. “Sobre la cobertura de este crédito a marzo de 2021, luego de casi un año de su implementación, llegó solo a un total de 283.066, muy lejos de los rimbombantes anuncios que prometían una cobertura extendida a un millón de empresas”, señaló el presidente del gremio de los emprendedores.

 

Fogape Reactiva

 

Como segundo salvavidas para atenuar los efectos de la crisis económica, el gobierno puso en marcha un segundo Fogape, el “Fogape Reactiva”. Con el objetivo de potenciar la reactivación y recuperar la economía, este segundo crédito tendría modificaciones, como por ejemplo ampliar el plazo máximo de vigencia de esta herramienta de emergencia, prolongándose hasta el 31 de diciembre de 2028. Permitir refinanciar los créditos Fogape Covid y ampliar los plazos originales del financiamiento vigente, solo de común acuerdo con la institución financiera, hasta el límite de 60 meses. Solo para pequeños y medianos empresarios. También los financiamientos o refinanciamientos están sujetos a una nueva tasa de interés distinta del crédito anterior cuyo máximo será el equivalente a la tasa de política monetaria del banco central (0.5 % mensual durante los últimos diez meses) más la tasa de interés bancaria que equivalente a 7.2 % anual (0.6 % mensual), entre otras modificaciones, las cuales buscan ampliar el acceso a créditos para pyme.

 

A pesar de que este nuevo Fogape buscaba que más Pymes pudiesen accedieran al crédito, hoy son miles los emprendedores a los que por segunda vez les cierran la puerta en la cara y continúan quedando fuera por no cumplir con los requisitos.

 

Teresa Hernández tuvo la posibilidad de acceder al crédito Fogape que se entregó el año pasado, pero no se le prestó el monto que correspondía, sino que el banco accedió a darle un tercio del total. Sin embargo, este año cuando Teresa quería postular al Fogape Reactiva, fue rechazada por tener una deuda previsional.

 

“Al final todas las ayudas están limitadas siempre por algo, pero lo que más te duele es que el crédito bancario que tú estás asumiendo en una situación tan complicada económicamente, te lo nieguen. Porque por último con los bonos tú dices “es una plata regalada”, pero esto es una plata que tú vas a pagar. Con el primer crédito, me han llamado dos días antes de que venza cada cuota para recordarme (…) Yo no he corrido ninguna de mis cuotas y las he pagado rigurosamente, precisamente a la espera de que el presidente se dé cuenta y pueda hacer lo mismo que con el primer Fogape y quite restricciones, porque la verdad es que así no podemos”, cuenta la emprendedora, quien además, expresa lo siguiente, “Si te pones a pensar, mi deuda es previsional, si yo pudiera pagarlo, sin los intereses, sin las multas, yo lo podría pagar, pero por ejemplo, Fonasa, que es del Estado, te exige pagar el total para descontar intereses, si vas al banco y pides la plata total para pagar las imposiciones, no te la dan por la deuda previsional, entonces es un círculo vicioso, donde estás apretado y no encuentras solución”.

 

El Fogape desde Asech

 

Desde Asech, se evaluó por qué no ha funcionado el Fogape y cuáles fueron los escenarios que no se tomaron en cuenta a la hora de crear el segundo crédito, y las conclusiones fueron las siguiente: respecto al reglamento del Fogape, entrega discreción a los bancos respecto de evaluación de riesgo. Por su parte, la banca usa evaluaciones de riesgo en función a criterios previos a la pandemia. El tiempo de implementación es largo y hay alta expectativa entre el anuncio inicial y el curso de créditos. Además, hay un gran número de afectados y con muchas expectativas. Se les entregó en promedio menos de un mes de venta. Y como último punto a tomar en cuenta, se extendió la pandemia, y las medidas económicas iniciales tenían un alcance de pocos meses.

 

“Se necesita liquidez ya. Se requiere cobertura 100% Fogape ¿Qué pasa con las renegociaciones del Fogape? Los meses de gracia. Hoy día están pagando sin ingresos. Hay que tratar que las pymes puedan operar (…) Esperamos que los bancos flexibilicen sus criterios de riesgo y se pongan en el lugar de las pymes”, expresa Marcos Rivas.

 

Asech ha propuesto tres medidas para generar liquidez, y una de ellas tiene que ver con la cobertura del Fogape. Desde el gremio de los emprendedores, se impulsa la idea de la existencia de una línea especial de Fogape con 100% garantía del Estado, pero para MiPes sectoriales en extremo afectadas (hasta UF 25.000).

 

“Creemos que la falta de liquidez sigue siendo el gran problema, por lo mismo seguiremos impulsando proyectos como la creación de un Fogape para MiPes. Las Pymes llevan más de un año sin demanda, sin poder hacer caja, y ya no tienen espalda para seguir resistiendo. Vemos un panorama con mucha incertidumbre, que requiere de las voluntades de todos los sectores para ir en ayuda de las Pymes, porque recordemos que hay sectores como el turismo o la entretención que la han pasado peor que otros incluso”, comenta el presidente de Asech.

Si te ha gustado este artículo, comprarte!

Todos los derechos reservados Asech 2021.
Diseñado por Innovaweb.cl